La teoría económica permite a los individuos estudiar los efectos monetarios de las políticas sociales y gubernamentales. Las naciones se basan en varios principios económicos. El salario mínimo es un principio económico común que afecta los ingresos de los ciudadanos de una nación. Las naciones usan políticas de salario mínimo para garantizar que las personas puedan mantener una calidad de vida mínima. Las leyes de salario mínimo pueden tener varios efectos positivos o negativos en la economía de la nación.

Hechos

El salario mínimo es un control de precios básico impuesto por el gobierno. Los controles de precios establecen un piso que indica qué precio mínimo debe pagarse por ciertos bienes o servicios. Los gobiernos establecen controles de precios para garantizar que las personas reciban un salario justo en varios trabajos. Las posiciones de salario mínimo usualmente requieren habilidades básicas no técnicas. Las compañías que pagan el salario mínimo de los trabajadores pueden evitar ofrecer beneficios de empleo. El salario mínimo también permite a los empleadores utilizar más trabajadores a tiempo parcial y evitar el pago de horas extras.

Propósito

Los gobiernos federales usan las leyes de salario mínimo para garantizar una calidad de vida básica entre todos los ciudadanos dentro de sus fronteras. Estas leyes intentan mejorar la posición de un individuo en los niveles de ingresos económicos. En lugar de tener grandes cantidades de ciudadanos mal pagados o pobres, las leyes de salario mínimo buscan un nivel de igualdad económica. Los gobiernos pueden usar las leyes de salario mínimo para obligar a las empresas a pagar a todas las personas por igual, independientemente de su raza, credo, sexo u otra característica.

Efectos

Las leyes de salario mínimo a veces tienen consecuencias imprevistas. Una consecuencia importante es aumentar el impuesto a las ganancias de una persona. Las naciones con sistemas progresivos de impuestos a la renta exigen que las personas paguen más impuestos a medida que aumentan sus ingresos. Establecer un salario mínimo alto o usar aumentos incrementales puede obligar a las personas a obtener mayores niveles de impuestos. Además, las leyes de salario mínimo elevado aumentan significativamente los gastos de mano de obra de una empresa, lo que puede obligar a despedir a los empleados actuales.

Consideraciones

El control de los precios en una economía de libre mercado puede distorsionar la teoría básica de la oferta y la demanda. Las empresas a menudo toman decisiones basadas en el concepto de oferta y demanda. Por ejemplo, cuando la demanda del consumidor para ciertos productos aumenta, las empresas deben aumentar su producción para satisfacer esta demanda. El aumento del suministro generalmente requiere mano de obra adicional. Las empresas pueden renunciar a la mano de obra adicional si los controles de precios del gobierno obligan a las empresas a pagar a los empleados salarios más altos de lo que vale la posición de trabajo.

Teorías / especulación

Las leyes de salario mínimo pueden crear dificultades para los trabajadores mejor pagados. Los gobiernos federales a menudo revisan sus leyes de salario mínimo para asegurar que los trabajadores no calificados reciban una compensación adecuada por sus servicios. Sin embargo, los empleados calificados o de larga duración no reciben beneficios de las leyes de salario mínimo. Estas personas pueden obtener un nivel fijo de ingresos durante varios años sin un aumento, dependiendo de la compañía para la que trabajan. Aumentar de manera constante el salario mínimo puede requerir que las empresas aumenten los salarios de las personas mejor pagadas, lo que aumenta el costo de hacer negocios.